miércoles, 31 de mayo de 2017

La Tauromaquia del siglo XXI. Las Ventas, 31 de mayo de 2017

Al personal le ha gustado una corrida mansa y suavona de Victoriano del Río, a la que no se ha picado. Si no fuera por el volumen, a don Victoriano & Sons  esto cada vez se les parece más a lo de Zalduendo. Vistos los resultados del juicio popular, con tres toros ovacionados en el arrastre, habrá que dar la enhorabuena al ganadero que tan bien sabe contentar a los espectadores y tan pocos problemas crea a los toreros, que son los que le ponen en el cartel. Esta tarde su mayor esfuerzo ha sido tener que correr detrás de los toros. Es la evolución de la Tauromaquia desde sus inicios en que eran los toros los que iban detrás de los toreros.

'Cojito', el toro más ovacionado de la corrida de Victoriano del Río

Mucha gente se quedó a ovacionar la salida de los diestros y taponó las salidas de la plaza. No me fue posible llegar antes al Rincón de César. Don Venteño ya había dado cuenta de media ensalada de ventresca de bonito con tomate y eneldo con vinagre de Módena.
-Hombre, Cadahalseño, benditos los ojos que le ven. Menudo viaje de vacaciones se ha pegado en medio de la Feria. Ande. sientése y pruebe esto, el tomate es exquisito. Espero que no se le haya calentado su cerveza.
-Anduve por tierras lejanas. Ya me contará qué me he perdido, pero ahora toca cambiar impresiones de hoy.
Se recostó con aire doctoral, cerró los ojos y se arrancó.
-¿No le parece que esta plaza cada día es más encantadora? Oiga, que todo les parece bien: que no se devuelva un toro que no puede andar, que no se pique, que no se ponga en suerte al toro, que se peguen trapazos, que pase el toro a un kilómetro, que se esconda la pierna, que se eche el toro para fuera. Sólo hay algo que no soportan: que un caballo pise la cal de una raya y que el matador no acierte con el verduguillo. Saltan como si les hubieran mentado a la madre.
Mientras hablaba hice los honores a la ensalada con pan y tenedor. Intenté que no se me dispersara el viejo gruñón.
-Vayamos por partes. Perera ha entendido al cuarto, porque el primero era un borrico con muchas perchas y ahí poco se podía hacer. Con este primero fue el primer simulacro de varas, porque antes de terminar el saludo ya se había parado.
Se echó para adelante, apoyando los codos en la mesa.
-¿Dice usted que ha entendido al cuarto? Ni que hablase en chino. A ése lo entiendo hasta yo, un toro tan pastueño que no hubo ni que picar, que además se lo ha lidiado de mil maravillas Javier Ambel. Como además, el toro era repetidor un figura como él lo menos que puede hacer es lucirse, en su estilo, por supuesto, o sea, la pierna retrasada, el pase hasta el más allá, sabiendo, eso sí, ligar los remates, que así dejan de serlo. Como además es efectivo con los aceros, hala, el personal venga a agitar moqueros o sucedáneos. Le apunto que hemos hablado de dos toros y a ninguno se le ha picado.
Tomé nota de que no iba a pasar por alto la suerte de varas.
-Decía usted que todo les parece bien, pero han pitado a López Simón en el quinto.
Se rascó la cabeza con gesto de aburrimiento.
-Yo le pité por brindar un inválido al antiguo Rey. ¡Coño, eso no se brinda a nadie, ni aunque sea rey! Un pobre especimen que dejó claro en el primer tercio que no tenía fuerzas, y que don Gonzalo de Villa mantuvo para gozo de monseiur Casas. Debe de creer el presidente que si un toro no se derrumba no hay que devolverlo. Y él,  que debe aplicar el Reglamento, debería saber que si el toro no es apto para la lidia hay que sacar el pañuelo verde. Ese primero se mantuvo en pie porque no se le picó, pero en la faena dio más pasos para atrás López Simón que el toro para adelante, porque si no, el pase no se completaba. Quedó demostrado que no era apto para la lidia, ¿Estamos?
-Estamos. Pero no me ha dicho nada del quinto.
Se removió en la silla.
-¡Ahí le estaba esperando! Al quinto hasta le han pedido la vuelta al ruedo, y yo me temía que don Gonzalo, que es de mano más ligera para el pañuelo azul que para el verde, lo ordenara. Ese toro fue muy alegre al caballo, de hecho, ni le pusieron en suerte, derribó al piquero, se arrancaba a los engaños con prontitud y galope, pero ¡ay el pero! No se sabe si se hubiera empleado en el peto, porque en el primer encuentro Tito Sandoval no supo defender a la cabalgadura, quizás porque se le fue la mano abajo y trató de rectificar, y en el segundo, que sí tiró bien la vara y picó en su sitio, inmediatamente levantó el palo. Ya ve, otro que no picaron, aunque Tito se llevó la ovación de la tarde, y eso que no citó nunca al toro, se le fue la primera vara baja y no evitó el tumbo. Como el toro era alegre y estaba crudo siguió rebrincado y veloz en banderillas, con mucho mérito de Domingo Siro y Jesús Arruga. No olvide que se dolió de los palos y siguió con viveza en los inicios de faena, pero jamás se entregó en la muleta y terminó cantando la gallina yéndose a tablas. Ese fue el toro.
-No me ha dicho nada del de Barajas.
Volvió a echarse para atrás en la silla, agarrándose las solapas de la chaqueta.
-Cuando hay un toro espectacular, el personal se posiciona sin fisuras a su favor. Si a eso añadimos que Simón no pasa por buen momento, que es un torero con clase manifiestamente mejorable y que anduvo torpe con la cruceta, ya sabe el porqué de los pitos. Sólo toreó bien de rodillas, curioso.
-Nos queda el peruano.
-Pues si. Ya llevabamos cuatro sin picar, ¿no? Sume dos más, el tercero, un manso huidizo de libro que lo picó lo poco que pudo el de puerta, y el sexto al que ni siquiera se clavó la puya en el segundo encuentro. Este don Gonzalo es rápido para cambiar el tercio, pasándose por el arco del triunfo el Reglamento, y rápido también porque el quinto era para haberlo visto en una tercera vara, bien puesto en suerte de lejos. Pero vamos con Roca Rey. Ese tercero tan abanto tenía la virtud de embestir con todo por abajo, aunque fuese para buscar la huida. Aquerenciado en toriles, el peruano supo sujetarlo y torear con lucimiento con ambas manos. Lástima que rápidamente optase por calentar al personal con sus pases de por aquí y por allá. Con el manso sexto, poca historia porque no se acopló a sus pobres condiciones. Lo que no es de recibo es que deje agonizar al toro sin descabellarlo.
Se iba haciendo tarde. Le ayudé a incorporarse.
-Este pie me tiene matado. Por cierto, ha habido quites pero ninguno con enjundia. Total, qué mas da, si en la Tauromaquia del siglo XXI el capote también es algo marginal. Sólo se le presta atención si torea Morante de la Puebla.
Nos despedimos de Remi y salimos calle Alcalá arriba
-Hablando de Morante, he venido en el mismo vagón del Metro que él y ha recogido su entrada del 7 en una caseta del 20%.
-Habrá venido a comprobar la pendiente del ruedo. Ea, hasta mañana.
Cuadro de puntuación de la  corrida de toros de Victoriano del Río



LA  TARDE  TRAS  EL VISOR


Morante, desde el Metro hasta la taquilla del 20%


No hay billetes en tarde agradable


Perera y 'Jocundo' terminan ignorándose


Cadalseños de Manhattan por Las Ventas


La debilidad de 'Cangrejero' hace parecer a Ángel Rivas como Supermán


López Simón brinda un inválido al Rey viejo


Molinete "asimonao"


El circular invertido ya es repertorio en la Tauromaquia del siglo XXI


Cite en el culo del toro. Esto no se le ocurrió a Manolete


Más cadalseños por Las Ventas


El trenecito


'Beato' no era nada sociable


Juan José Domínguez  sabe que a un toro cerrado en tablas hay que ponerlas al sesgo


Brindis de Rey a Rey


Así metía la cara en toriles


El circular invertido impepinable


En el centenario de Manolete no podía faltar El Pipo de Cadalso


Perera ve la entrada de 'Cantapájaros' desde mal sitio


Excelente brega de Javier Ambel


El estilo pereriano


El de Victoriano ignora al pacense


Naturalidad de Javier Ambel en la vuelta al ruedo


El cinqueño al que no pesaron sus 56 arrobas


Saludo de López Simón al quinto


A Tito Sandoval le cae baja la vara...


...y el toro derriba porque las cuerdas no están metidas


Tito Sandoval echa la vara a 'Cojito' que entra sin poner en suerte...


...e inmediatamente levanta la vara, ante el entusiasmo de los de la Comunidad de Madrid


Morante, puro en boca, aplaude a Tito Sandoval


Gran par de Domingo Siro a un toro con mucha arrancada


Inicio de faena de López Simón 

El ganadero y sus hijos siguen con atención la corrida

Roca Rey mete al sexto debajo del peto

Par arriesgado de Paco Algaba

Cite al natural de Roca Rey a 'Entrador'

jueves, 25 de mayo de 2017

Rebajas de primavera. Las Ventas, 25 de mayo de 2017

Tres orejas, una puerta grande y cuatro ovaciones con saludo a los toreros pueden crear la ilusión de una tarde cuasi redonda. Es posible, quizás, acaso, probablemente, que lo haya sido para la mayoría de los espectadores. Pero a lo mejor sólo ha sido una manifestación triunfalista de público y palco, de la que sólo se recordará una faena de muleta de un confirmante al toro que cerraba plaza. Sólo eso de una tarde "triunfal".

Puede ser una anécdota, pero es la imagen de una plaza que hoy ha sido de pueblo

Decidí abandonar la plaza para soslayar el tapón de salida, mientras los espectadores se rompían las manos aplaudiendo la vuelta de Ginés Marín con las dos orejas en la mano. Cuando llegué al Rincón de César, comprobé que don Venteño se me había adelantado. Al verme dio dos palmadas para llamar la atención de Remi.
-Pensé que hoy también llegaría yo primero porque usted se quedaría viendo la salida a hombros de Ginés Marín.
Se giró hacía mí arqueando la espalda y llevando una mano a su cadera.
-Amigo Cadahalseño hoy me dolía todo el cuerpo y me estaba quedando deshidratado, así que no he visto ni la entrega de las orejas. He salido corriendo y aquí me tiene hoy con una jarra fría de cerveza, y que sea lo que Dios quiera.
Sacó su entrada del bolsillo de la chaqueta y me la enseñó.
-¿Qué pone ahí?
Me desconcertó la pregunta. No adivinaba sus intenciones. Me hice el sueco.
- 1917 -2017 centenario nacimiento Manolete.
Movió el dedo y lo puso sobre la fecha.
-Ahí no, aquí.
-Plaza de Toros LAS VENTAS DE MADRID.
Volvió a guardarse la entrada.
- Pues ya lo ve, con esto hoy me he metido sin querer en la Plaza de Toros de Toledo.
No suele tirar de ironía, quizás la deshidratación había suavizado su carácter. Seguí su juego.
-Mucha gente para Toledo, ¿no le parece?
Sonrió y se echó un trago de la jarra.
- En eso le doy la razón, tantos palmeros no caben allí. Por eso habrán decidido organizar esta corrida en Las Ventas, que entran todos. Oiga, ver levantarse a media plaza cuando El Juli ha hecho la monería de aguantar desde el lateral, bien pasada la cabeza, a un toro de arar, tonto y descastado, como el cuarto, es para ir revisando eso de la-primera-plaza-del-mundo. Ver asomar el pañuelo orejero por una faena de muleta a un toro flojito, de miniseries y toreo forzado con proyección tangencial, julipié caído y nada de capote, es para retirar la leyenda de la-primera-plaza-del-mundo. Y, para remate, ver abrir la puerta grande por una faena artística, más estética que profunda, sin quite de capote y con una estocada rinconera como colofón, es para retirar del Reglamento todos esos requisitos de la segunda oreja. ¿Tiene por ahí el maldito Reglamento para saber qué articulo hay que derogar?
-Un momento.
Saqué el móvil y lo busqué.
-Es el 82.
-Lealo, por curiosidad.
-La segunda oreja de una misma res sera de la exclusiva competencia del Presidente, que tendrá en cuenta la petición del público, las condiciones de la res, la buena dirección de la lidia en todos sus tercios, la faena realizada tanto con el capote como con la muleta y, fundamentalmente, la estocada.
Me agarró la muñeca.
-Repítame: faena de capote y FUN-DA-MEN-TAL-MENTE la estocada. ¿Es eso lo que pone?
Asentí. Me soltó y se echó para atrás en el respaldo.
-Pues, ea, a derogar el artículo 82 por falta de uso.
Le puse el pico de la muleta.
-¿No decía usted que eso de las orejas da igual, que son despojos?
La poca ironía que le iba quedando se esfumó.
-¡Coño! Si mañana van a salir las fotos de Ginés Marín por la puerta grande eso tiene su importancia. Y no se puede poner tan barata esta plaza. Que ha sabido aprovechar con clase y temple las entregadas embestidas del sexto, toro repetidor y con ese tranco más de los núñez, desde luego. Que se ha quedado en el sitio y que ha habido pasajes importantes, por supuesto. Pero que eso, sólo eso, sirva para descerrojar la puerta grande es de plaza de provincia. El jerezano es un torero prometedor que tiene clase y, de momento, no es ventajista. Lo ha demostrado toda la tarde y, especialmente, en el sexto. Que siga por ahí y no se acomode con regalos como el de hoy.
Pensé que era mejor aligerar.
-La lotería también le ha tocado a El Juli.
Torció más el gesto, se incorporó y apoyó  los antebrazos en la mesa.
-Ya le he dicho al principio lo que ha hecho El Juli. Evidentemente, el madrileño sabe torear y verle en el segundo después de Álvaro Lorenzo lo agiganta. Al toledano le faltan demasiadas cosas y le sobran posturas forzadas, clá en los tendidos y padrinos en los despachos. Pero esto último, aunque ayuda mucho, no es suficiente. Los saludos en sus dos toros son cosa de chiste.
-Sus "padrinos" han traído también los toros, que han sido sólo de último tercio.
Cogió su sombrero y se levantó.
-Y terciados algunos. Pero sobre todo flojos, mansos y descastados, parados algunos como toros de Guisando cuando se les acercaban los banderilleros. Mala corrida de Alcurrucén, salvada por un torito comercial que, para suerte de los ganaderos, le tocó a El Juli, y la campana del último de Ginés Marín, un toro que descabalgó casi sin querer a su padre (el de Ginés, no el del toro), que se fue a tablas en el quite de El Juli, que estuvo parado en banderillas, que colaboró con alegría en la muleta, sin que le obligase nunca, y con amagos de rajarse. Así que apunte, ni uno bravo.
Se acercó a la barra, dejó un billete de 5 euros y, alzando la voz para que el gentío le oyese, dijo a Remi:
-Hoy no hay propina que es día de rebajas.
Cuadro de puntuación de la corrida de toros de Alcurrucén


LA  TARDE  TRAS EL  VISOR


Casi lleno en tarde de calor


En el 7 continuaban las pancartas imperativas..


..y se hacía ensayo general con la Puerta Grande


El simulacro del segundo puyazo ha sido la tónica de la tarde...


...que ha sido de lo más ceremoniosa. El testigo de la confirmación no es matador de toros


El estilo de Álvaro Lorenzo, muy a la moda


Cadalseño (y sobrino) por Las Ventas


El segundo fue del primer puyazo del de puerta, al segundo del de tanda, sin oler un capote

Revolera de remate del quite de Ginés Marín a 'Castañuela'


Trinchera con poco ajuste de El Juli


Salida habitual de un julipié, con estocada caída en este caso


El toro de confirmación de Ginés Marín


Álvaro Lorenzo hizo un quite que no le correspondía


Inicios de la faena de muleta de Ginés Marín a 'Favorito'


Así colocó El Juli al cuarto para la segunda vara


Los problemas de José Mª Soler para clavar al parado 'Cornetillo'


El toro pide perdón


Chicuelina del quite de Ginés Marín al quinto


'Peleón' da pena y Álvaro Lorenzo no sabe si seguir en esa postura o levantarse


Tensa espera a ver si suena la flauta en el sexto


Al padre de Ginés se la fue la mano y al caballo las patas


Así metía la cara 'Barberillo'


Estocada rinconera

Jesús Mejías se lleva el 'Racimo de Oro' de Cadalso de los Vidrios

Se han fallado los  Premios Taurinos  de la  Feria del Cristo del Humilladero de Cadalso de los Vidrios , celebrada entre los días del 14 a...